blurblog en newsblur

16.6.06

de lo visto y no visto

Hoy casi me muero. Bueno, no, pero sí me espanté. Pero vamos de atrás para adelante.

--------------

Primera vista: Vi los papeles de Hacienda del cuñado del candidato a presidente de México por el partido de la derecha. Sólo le quiero pedir que me presente a su contador. Yo también quiero declarar que salí perdiendo cinco mil pesos al final del año después de haber ganado casi setecientos millones, y que me crean.
Lo que no vi: Los documentales de Mandoki acerca del candidato de izquierda, a pesar de que los tengo. La verdad es que no le creo a ninguno.




Segunda vista: Vi a Ecuador jugar grandes partidos de futbol. Pero, ¿cómo? (Cómo logré verlos, quiero decir, no cómo es que Ecuador ha jugado grandes partidos de futbol; cualquiera puede dar grandes partidos, no es necesario ser Brasil.) Pues encontré en footballstreaming.info la forma y ahora puedo ver los partidos del mundial gratis y desde la oficina, all day long.
Lo que no vi: No vi a Argentina meterle seis goles a Serbia-ya-sin-Montenegro porque tenía mucho trabajo.




Tercera vista: Vi una cantidad extraorbitante de televisión china. Resulta que el streaming del futbol viene directo de China, en específico de la señal del canal CCTV5 chino. Me asombró la cantidad de cosas europeas y gringas que anuncian en China. Yo de verdad creía que eran bien comunistotes, y resulta que no: Audi, Johnny Walker, ¡UPS! Eso y muchos anuncios de patrocinadores de las olimpiadas de Bejing 2008.
Lo que no vi: No vi ni un sólo anuncio de política en la televisión china. Lo más chino que vi, de hecho, fue un anuncio de arroz.






Cuarta vista: Vi a dos de mis amigos muy contentos, sonrientes y bien acompañados.
Lo que no vi: No vi falta alguna de alcohol.




Quinta vista: Vi cómo, por no hacer un respaldo de mi información, casi pierdo al menos un mes de trabajo entero. Y es que trabajo sobre una tabla de Excel a la que unas 15 máquinas con personas a las que esa información le es útil tienen acceso, pero me confié pensando que nadie entraría a modificarla. Error. Alguien no sólo entró a hacerle cambios mientras yo no estaba, sino que ordenó la tabla sin seleccionar todas las filas ni todas las columnas. Cualquiera que haya usado Excel sabe que dar la instrucción de ordenar sin seleccionar todo causa siempre que todos los datos queden completamente chuecos e inutilizables, sin remedio posible si uno no aplica el "Ctrl+z = deshacer" al instante. Aquí tengo que aclarar que la tabla de Excel que yo manejo tiene 212 filas por 92 columnas, es decir, unas 20,000 celdas con información. Después de dos días de sesudo análisis pude discernir exactamente qué columnas y filas, y bajo que parámetros, había decidido ordenar el/la imbécil mi tabla, y con un poco de suerte, y trabajo de acomodo hormiga durante un día más, logré rescatar la información, pero si descubro quién la movió, juro que le escupo, al menos mentalmente.
Lo que no vi: No vi que pude haber activado la historia reciente del control de cambios antes de que empezar a arreglar la tabla: eso me hubiera indicado al menos desde qué computadora la modificaron. Ya habrá una próxima vez.


Sexta vista: Vi muy de cerca el muro de contención del Periférico, a la altura de Mixcoac. Iba rápido pero no demasiado, como a 80 u 85 kms/hr, y estaba terminando de llover. Saliendo de la primera curva pude ver en la distancia, clarito, como alguien chocaba sobre mi carril (el de la izquierda de alta velocidad). Delante de mí circulaba un Chevy verde a mi misma velocidad. Él también los vio y se hizo a un lado mientras frenaba. Yo frené también, pero en cuanto frené sentí que perdí el control del coche: empecé a derrapar sobre las llantas delanteras, sin aminorar la velocidad y directo a estrellarme contra el Chevy verde. No sé bien cómo alcancé a reaccionar y solté el freno, metí la segunda velocidad y aceleré girando el volante en dirección contraria al derrape. La fuerza del frenar con motor me sacudió y me enderezó relativamente, mas no me detuvo. Alcancé a esquivar por centírmetros al Chevy por la izquerda pero fue inevitable estrellarme contra el muro de contención del Periférico. El estruendo fue enorme. El choque elástico causado por la velocidad enderezó por completo el auto y yo volví a pisar el freno, y el clutch, con todas mis fuerzas. Al poco tiempo me detuve completamente sobre el carril inicial, apenas a unos metros de los autos que había visto chocar en un inicio. Cerré los ojos un momento.
Lo que no vi: No vi mi propio y pálidísimo rostro al espejo, porque estaba en el subidón más rápido y fuerte de adrenalina que he tenido.


Séptima vista: Vi una zona de desastre sobre el pavimento. Al bajarme del coche a sopesar los daños y determinar si podría irme de aquel lugar sin tener que llamar a la grua, pude ver que asombrosamente no se habían reventado ni los faros de mi coche, ni la llanta, ni parte alguna del motor. También pude ver que lo que yo pensaba había sido un choque simple delante de mí en realidad había sido un choque múltiple de tres coches en carambola de un lado y de una colisión de cinco autos, uno de ellos boca abajo con marcas visibles de haber dado varias vueltas de campana, del otro. Vi a gente llorando, curiosos asomándose desde los pasos peatonales, el tráfico bloqueado puesto que sólo había un carril estrecho para pasar entre los choques y escuché ambulancias y patrullas a lo lejos. De pronto me percaté de que en realidad a mí no me había pasado nada, y que ahí no hacía más que estorbar al no haber chocado mas que con la pared. No tengo seguro de cobertura amplia, así que mis golpes corren por mi cuenta siempre (hace mucho que no chocaba). Me volví a subir al coche, crucé los dedos, y arrancó. Prendí mis intermitentes y lentamente llegué hasta mi casa, tratando de escuchar los daños con el movimiento, tratando de calmarme y de no pensar en cómo no alcancé ni a pensar...
Lo que no vi: No vi, ni ninguno de los que chocaron en el mismo lugar que yo, la gran mancha de aceite con agua de lluvia sobre la que me derrapé.

7 comentarios:

ñojitzu dijo...

Don Omegar: Creo que lo mejor que cualquiera de nosotros puede ver es un nuevo mañana.
Cuidese mucho!!

René López Villamar dijo...

Y pensar que yo paso todos los días por ahí!

De lo perdido, lo ganado. Los golpes del coche salen más facil que los que uno se lleva.

Saludos y mejores días

m A m E dijo...

Me alegra escuchar que finalmente paso a ser algo menor para ti y para tu carro, lamento que no halla sucedido igual a los otros accidentados, pero lo bueno es que tenemos Omeyocan para rato, Saludos!!

Caso Patologico dijo...

Me alegra saber que no le pasó nada! Ahora ya sabes que en lugar de ir a 80km puedes ir a 60km y solo llegarás unos cuantos minutos mas tarde que de costumbre ...

saludos!
Mario

arboltsef dijo...

Menos mal que estas vivo!!!

Chas, me angustié!

drneon dijo...

Lo que vi... un gran post tuyo otra vez..

Lo que no vi... (gracias al cielo) saberte lesionado.

Omegar dijo...

Gracias por sus buenos deseos, gracias. Vaya semanita que me eché...