blurblog en newsblur

31.10.06

Cuento en busca de patrocinio*

Claudia conducía tranquilamente su __________ __________ por la concurrida avenida cuando se dio cuenta de que estaba temblando. Rápidamente estacionó el ___________ y bajó de él, sin olvidar tomar su bolsa ___________ para sacar su teléfono __________. Marcó la línea de auxilio mientras, aterrorizada, veía cómo, frente a ella, el edificio que contenía las oficinas corporativas de ___________ se desplomaba sin más. Le contestó una grabadora "Buenas tardes, bienvenido al sistema automatizado de ayuda de _________ en este momento todos nuestros operadores se encuentran...", pero ya no escuchó más porque en la carrera para buscar un lugar seguro ante los derrumbes perdió el aparato. Encontró refugio en una parada de autobús que anunciaba _________. Al terminar el sismo, después de lo que le pareció una eternidad, descubrió que junto con su teléfono _________ había también perdido su bolsa __________ en la que llevaba su cartera ___________, su tarjeta de crédito ____________, su lipstick __________, un pequeño perfume __________ y un paquetito de _____________, entre otras cosas. Afortunadamente no había perdido ni las llaves tanto de su ____________ ni las de su casa, así que sorteó los destrozos de la ciudad y se encaminó a su hogar. Cuál sería su sorpresa cuando al entrar se encontró, en su mismo colchón __________, envueltos en blancas sábanas _____________, a su esposo con una mujer. La ropa de ambos estaba desperdigada en el suelo, unos zapatos ___________ por acá, un cinturón _________, lencería de encaje ____________ por allá, y un fino saco sport y corbata ____________. "Amor, tranquila, esto no es lo que parece", dijo él, y añadió, "¡es un truco publicitario!" Pero ella ya no lo escuchó. Del tercer cajón de la cómoda ____________ extrajo un revolver ___________ y tranquila, con el pulso fijo, disparó.



* Esta idea la regalé, pero no importa: ya me desquitaré con el diablo.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Claudia conducía tranquilamente su _TRACTOR_________ __________ por la concurrida avenida cuando se dio cuenta de que estaba temblando. Rápidamente estacionó el ___TRACTOR________ y bajó de él, sin olvidar tomar su bolsa __DE PELUCHE_________ para sacar su teléfono ___INALAMBRICO_______. Marcó la línea de auxilio mientras, aterrorizada, veía cómo, frente a ella, el edificio que contenía las oficinas corporativas de ___LA CAMARA DE SENADORES________ se desplomaba sin más. Le contestó una grabadora "Buenas tardes, bienvenido al sistema automatizado de ayuda de __TELMEX_______ en este momento todos nuestros operadores se encuentran...", pero ya no escuchó más porque en la carrera para buscar un lugar seguro ante los derrumbes perdió el aparato. Encontró refugio en una parada de autobús que anunciaba ___A NEZA______. Al terminar el sismo, después de lo que le pareció una eternidad, descubrió que junto con su teléfono ___ANALAMBRICO______ había también perdido su bolsa ______DE PELUCHE____ en la que llevaba su cartera ____DE ROSITA FRESITA_______, su tarjeta de crédito __GIGANTE__________, su lipstick __DEL MERCADITO________, un pequeño perfume COPIA____QUE COMPRO EN EL CENTRO______ y un paquetito de _PASTILLAS DE VIAGRA____________, entre otras cosas. Afortunadamente no había perdido ni las llaves tanto de su _____TRACTOR_______ ni las de su casa, así que sorteó los destrozos de la ciudad y se encaminó a su hogar. Cuál sería su sorpresa cuando al entrar se encontró, en su mismo colchón __KING SIZE________, envueltos en blancas sábanas ___DE ALGODON__________, a su esposo con una mujer. La ropa de ambos estaba desperdigada en el suelo, unos zapatos __DE COCODRILO_________ por acá, un cinturón ___DE PLASTICO______, lencería de encaje _____CHANGE OF SCANDINAVIA_______ por allá, y un fino saco sport y corbata __HUGO BOSS__________. "Amor, tranquila, esto no es lo que parece", dijo él, y añadió, "¡es un truco publicitario!" Pero ella ya no lo escuchó. Del tercer cajón de la cómoda ____DE METAL________ extrajo un revolver __CALIBRE 45_________ y tranquila, con el pulso fijo, disparó.

FELICIDADES! MUY BUENO
SALUDOS

Vaquero dijo...

Claudia conducía tranquilamente su triciclo Apache por la concurrida avenida cuando se dio cuenta de que estaba temblando. Rápidamente estacionó el triciclo y bajó de él, sin olvidar tomar su bolsa de papel estrasa para sacar su teléfono de "mentis". Marcó la línea de auxilio mientras, aterrorizada, veía cómo, frente a ella, el edificio que contenía las oficinas corporativas de Maikrosoft se desplomaba sin más. Le contestó una grabadora "Buenas tardes, bienvenido al sistema automatizado de ayuda de Juguetes Mi Alegría en este momento todos nuestros operadores se encuentran...", pero ya no escuchó más porque en la carrera para buscar un lugar seguro ante los derrumbes perdió el aparato. Encontró refugio en una parada de autobús que anunciaba Aguilas - Axiomiatla. Al terminar el sismo, después de lo que le pareció una eternidad, descubrió que junto con su teléfono de metis había también perdido su bolsa de papel estrasa en la que llevaba su cartera de 3 varos fuera del metro, su tarjeta de crédito que venía con la cartera, su lipstick Mi Alegría, un pequeño perfume 5 Macho y un paquetito de mota, entre otras cosas. Afortunadamente no había perdido ni las llaves tanto del candado de su triciclo ni las de su casa, así que sorteó los destrozos de la ciudad y se encaminó a su hogar. Cuál sería su sorpresa cuando al entrar se encontró, en su mismo colchón de petate, envueltos en blancas sábanas sudorosas, a su esposo con una mujer. La ropa de ambos estaba desperdigada en el suelo, unos zapatos de tacón rojo por acá, un cinturón de castigo, lencería de encaje celeste por allá, y un fino saco sport y corbata de payaso. "Amor, tranquila, esto no es lo que parece", dijo él, y añadió, "¡es un truco publicitario!" Pero ella ya no lo escuchó. Del tercer cajón de la cómoda máquina de castigos extrajo un revolver dildo 3000 y tranquila, con el pulso fijo, disparó.

Counteragent dijo...

Claudia conducía tranquilamente su bicicleta miniatura de payaso Acme por la concurrida avenida cuando se dio cuenta de que estaba temblando. Rápidamente estacionó el vehículo y bajó de él, sin olvidar tomar su bolsa del mandado para sacar su teléfono de chicles. Marcó la línea de auxilio mientras, aterrorizada, veía cómo, frente a ella, el edificio que contenía las oficinas corporativas de El rincón del vago se desplomaba sin más. Le contestó una grabadora "Buenas tardes, bienvenido al sistema automatizado de ayuda de Condones Trojan en este momento todos nuestros operadores se encuentran...", pero ya no escuchó más porque en la carrera para buscar un lugar seguro ante los derrumbes perdió el aparato. Encontró refugio en una parada de autobús que anunciaba los beneficios del Metrobús. Al terminar el sismo, después de lo que le pareció una eternidad, descubrió que junto con su teléfono de chicles había también perdido su bolsa del mandado en la que llevaba su cartera de fayuca, su tarjeta de crédito de la Ciudad de los Niños, su lipstick "made in Taiwan", un pequeño perfume Canal No. 5 y un paquetito de pastillas medicinales surtidas, entre otras cosas. Afortunadamente no había perdido ni las llaves tanto de su cadena de su bici ni las de su casa, así que sorteó los destrozos de la ciudad y se encaminó a su hogar. Cuál sería su sorpresa cuando al entrar se encontró, en su mismo colchón de agua, envueltos en blancas sábanas de yute, a su esposo con una mujer. La ropa de ambos estaba desperdigada en el suelo, unos zapatos ortopédicos por acá, un cinturón de herramientas, lencería de encaje fino por allá, y un fino saco sport y corbata de moño. "Amor, tranquila, esto no es lo que parece", dijo él, y añadió, "¡es un truco publicitario!" Pero ella ya no lo escuchó. Del tercer cajón de la cómoda vieja extrajo un revólver de utilería y tranquila, con el pulso fijo, disparó.

Anónimo dijo...

claudia conducia su citroneta por la concurida avenidacuando se dio cuenta que estaba temblando, rapidamente estaciono su citroneta y bajo de el sin olvidar tomar su bolsa de basura para sacar su telefono wakitoki .marco la linea de auxilio mientras, aterrorizada veia como frente a ella el edificio que contenia las oficinas coorporatibas del prostibulo se desplomaba sin mas . le contesto una grabadora "buenas tardes", bienvenido al sistema automatizadode ayuda de "salva a tu projimo " en este momento todos nuestro operadores se encuentran..", pero ya no escucho mas porque en la carretera para buscar un lugar seguro ante los derrumbes perdìo el aparato`. encontro refugio en una parada sin techo del transantiago . al terminar el sismo ,despues de lo que le parecio una eternidad descubrio que junto a su wakitoki habia tambien perdido su bolsa de basura en la que llevaba su cartera piratea su targeta de credito "fuealaferia". su lipstick de juguete , un pequeño perfume `"pura agua de paxuli" y un pequeño paquetito de pastillitas azules por si salta la liebre ,entre otras cosas.
afortunadamente no habia perdido tanto las llaves de su citroneta ni las de su "casa" asi que sorteo los destrosos de la ciudad y se encamino a su hogar. cuà`l seria su sorpresa cuando al entrar se encontro con su mismo colchon de carton con chinche, emvueltos en blancos nylons a su esposo con una turnia y sin diente. la ropa de ambos estaba esparcida en el suelo ,unos zapatos de charol por aca , un cinturo de barby ,"lanceria" de frutillita por alla y una apoliyàda chaqueta . amor tranquilicin esto no es lo que parece , dijo èl y añadio "ella me obligo"! pero claudia no lo escucho y del tercer cajon de la comoda saco una pistola de agua y lo mojo .