blurblog en newsblur

2.10.06

Pequeño paso

Alunizó el primer hombre. La transmisión satelital de imagen y sonido estaba lista, expectante. Abrió la puerta del vehículo espacial y dio un paso al suleo lunar. El mundo contuvo el aliento mientras lo escuchaban decir: "Es... un pequeño paso para... [interferencia] hombre, pero... un gran salto... para la humanidad".
A partir del día siguiente, grupos y grupos de lingüístas dedicaron años enteros, casi décadas a discutir si lo que el primer hombre en la luna había dicho era "un pequeño paso para un hombre" o "un pequeño paso para el hombre".
Parecería un minucia, solía decir uno de los consejeros presidentes de la Sociedad para la Corrección Gramatical Espacial (SCOGE), pero no es lo mismo que se infiera que era un pequeño paso para ese hombre en específico [él mismo], cuya amplitud de zancada era en ese momento inferior al promedio humano debido al traje espacial; o que quisiera hacer una referencia a "el" hombre, metafóricamente. De ambas formas la oración es gramaticalmente correcta, pero la errata hace el futuro.
El primer hombre nunca quiso decir qué era exactamente lo que había dicho, y los hombres posteriores, el segundo, el tercero y todos los demás, se abstuvieron por siempre de decir algo al dar el primer paso hacia otro cuerpo celeste.

2 comentarios:

nadirchs dijo...

No sabía donde dejarte una nota que no tuviera nda que ver con tus entradas. Me gustó tu blog y leí algunos de tus cuentos, espero verte pronto en el taller.
Salu2
Nadir Chacín
http://nadirchs.blogspot.com/

nacho dijo...

Bueno, el problema no es propiamente semántico, sino ontológico. Tan impropio como decir: "El impacto sobre el venusino hizo brotar un bortotón de sangre que se evaporaba en cuando abandonaba su cuerpo; antes de que su permeabilidad lo tranformara en capullo ninfáceo".

"El hombre" es sinónimo de "la humanidad" (con toda la misoginia que la frase pudiera envolver); así que, la especie: "un pequeño paso de un hombre... un gran paso para la Humanidad", sería quizá la mejor versión de una frase histórica.

Saludos desde Hermosillo

nacho mondaca romero