blurblog en newsblur

4.8.06

¡eureka!

Una de las cosas que más añoro de cuando viví en España es el yogurt griego [tengo severas dudas sobre si se escribe así o yoghurt o yoghourt o yoghúr o yogúr].


Este yogurt me encantaba (el natural), y yo nunca he sido fan del yogurt (sobre todo me disgustan los azucarados con fruta). Lo descubrí un día que mi compañera de piso lo compró en el súper después de haberlo visto anunciado en la tele. El sabor, entre quesoso, jocoquesoso, requesonoso y yogurtoso, con una textura como de espuma, me atrapó, y cada semana compraba dos paquetes de cuatro y mis desayunos eran felices.

Desde que volví a México extraño el sabor: acá no lo hacen, no lo venden y, por lo que veo, no lo venderán jamás. Extrañaba tanto el sabor que incluso cuando volví a Europa la última vez una de mis misiones principales (y tengo testigos) fue comprar yogurt griego en cada oportunidad.

Pues estoy presto para confiarles un secreto que descubrí hace unos días, y que hoy perfeccioné, para preparar yogurt griego (con un sabor que mi memoria considera casi idéntico) en su muy latinoamericana casa. La receta es la siguiente:
  1. Comprar en el súper un yogurt de la marca que prefieran (yo recomiendo alpura o yoplait) que sea natural sin azucar y un bote de jocoque seco para untar (es importante que sea seco para mantener la consistencia que es una gran parte del sabor; lo venden en wal-mart, yo uso uno marca líbanus y con un bote mediano es más que suficiente).
  2. Vaciar el yogurt, con todo y la capa más sólida que se pega en la tapa y en la parte de arriba, en una taza grande. Tomar un tenedor y vaciar dos tenedores rebozantes de jocoque en la taza. Todo en frío.
  3. Usando el mismo tenedor, batir la mezcla hasta que se vuelva uniforme y los grumos comiencen a desaparecer. Debe quedar una crema muy espesa. Si gusta más ácido el yogurt griego se puede usar un tenedor de requesón y uno de jocoque, auqnue el batido cuesta más trabajo con requesón.
  4. Tomar una cuchara y disfrutar. Es un poco más que el tamaño de un yogurt, pero es delicioso. Si el gusto es por yogurt griego azucarado, añadir dos o tres cucharaditas de azucar antes de empezar a batir.
Por acá hay un par de recetas adicionales para hacer yogurt griego casero, pero la que yo propongo es mucho más sencilla.

De nada.

1 comentario:

Gerardo dijo...

No sé que es lo que más me preocupa: tu obsesión por el yoghourt, que ya estás lo suficientemente viejo como para que te guste su sabor (antes lo tomábamos sólo cuando nos daba gastritis), o que ahora eres algo así como la Chepina de los lácteos.
Saludos Gerardo (UIA)