7.4.06

el libro y sus partes

Bueno, vamos a hacer un pequeño resumen de las partes del libro porque parece que hace falta en la red y en este blog.

Para el ejercicio abusaremos un poco del buen Arthur, siempre dispuesto a prestarse a ejemplos prácticos:

En la imagen se puede apreciar la portada del libro. Las portadas llevan el título del libro, el nombre del autor o autores y pueden o no llevar una imagen que las acompañe. No hay que juzgar a los libros por esta parte de sus anatomías, dicen por ahí. También se le llama cubierta y puede ser falsa o verdadera. En este caso el libro de Arthur tiene una cubierta falsa, o desprendible. Si se le quita, el libro quedará desnudo. Esto generalmente sucede con los libros empastados (que tienen la cubierta dura); los libros no empastados se llaman rústicos (paperback en Inglés) y por lo general están, rústica y eternamente, desnudos.

He aquí un ejemplo de un libro rústico sin cubiertas falsas:

En la imagen podemos, además, apreciar el lomo del libro. Esto es como la espalda del libro, puede ser recta o circular (generalmente en los libros empastados viejos) y ahí se lee el título y el autor del ejemplar. También se puede apreciar información como la editorial y el número que éste ocupa en su colección pertinente. ¡Ah! Porque las editoriales clasifican sus libros por colecciones. Sí, todas, siempre. En la foto también se puede ver que el lector está ¿disfrutando? de la lecutra de The Catcher in the Rye en su versión rústica en una edición muy muy bonita que yo tuve alguna vez pero que regalé/perdí.

La parte contraria al lomo también tiene un nombre: cara. La siguiente fotografía nos deja en claro que uno no debe juzgar al libro por su cara, tampoco.

Sigamos, pues.



Lo que vemos arriba es la contraportada de un libro sobre golf con la foto del autor (quien pregona que uno juegue al golf durante al menos 3.5 horas por cada sesión, usando boina, el pobre). Todos los libros tienen estas cosas, que son el lado contrario de la portada. Generalmente llevan un texto en dicho lugar (un resumen, un extracto, críticas al libro o biografía del autor), que se denomina "cuarta". Se llama así porque los nombres oficiales de las portadas y contraportadas no son tales, sino "forros". Un libro tiene cuatro forros: primera de forros (la portada), segunda de forros (la vuelta), tercera de forros (la vuelta de la contraportada), y cuarta de forros (la contraportada). Por esto mismo, el texto que va en la cuarta se llama ídem. Asimismo, hay una continuación de los forros que se llama solapa. Esta puede aparecer tanto en los ejemplares rústicos como en los empastados y se identifica porque es la parte de la portada que le sobra y da la vuelta al libro hacia la cara. Aquí podemos ver la solapa del libro de Arthur, bien solapa, solipsísticamente solapada:


La solapa puede ser una o pueden ser dos, la cosa varía, aunque generalmente son dos y llevan agún texto, que puede ser un extracto del libro, una biografía del autor (a veces con la agraciada o desgraciada foto del susodicho), o un listado de otros títulos de la misma colección. Hay gente que la usa como separador integrado. A ciencia cierta no se sabe si este uso es correcto o no, ni según quién, así que cada uno es libre de usarla, o no, como mejor le plazca. Por demás, los libros pueden llevar o no un cintillo por encima de la cubierta de los forros. Este cintillo generalmente dice algo como "¡Más de 100,000 ejemplares vendidos!" y se usa para agregar información al libro sin la necesidad de volverlo a imprimir.

Un libro, adentro, tiene páginas. Las primeras páginas de un libro generalmente están vacías y se llaman hojas falsas, aunque en realidad en ciertos libros (sobre todo los de superación personal y dietas milagrosas) estas pueden llegar a ser las menos falsas de todo el conjunto, por estar vacías. Luego tiene las primeras páginas impresas: la falsa portada (que tiene la misma información de la portada (real) aunada a cosas como pueden ser el nombre del traductor y el lugar y la fecha de impresión. Después viene la hoja legal, que es donde se ponen los derechos, el número de ediciones que ha tenido la obra y en qué años, el ISBN y demás parafernalia importante pero odiosa.

Clarísimo, ¿no? Lo que sigue después es el libro en sí. Para los que no lo acostumbran, les recuerdo: se trata de leerlos. O al menos hacer el esfuerzo de tratar de leerlos. Comprar libros y no leerlos es como comprar chocolate y no comérselo. Sí, igualito. Solo me queda recordarles que por favor no subrayen los libros, ni mucho menos con tintas de colores agresivos para las pupilas, y sobre todo no los que estén en las bibliotecas. Una vez ya me tocó leer El péndulo de Foucault, que saqué de una biblioteca, subrayado ¡y anotado! por alguien que obviamente era un analfabeta funcional. Casi fue tan divertido leer sus idioteces como leer el libro en sí. Lo peor fue que dejó su nombre escrito en el libro (con su tinta verde inconfundible) y después lo conocí. Sí. Y nunca pude dejar de verlo como el imbécil que en verdad era.

11 comentarios:

Logtar dijo...

Quieres participar en un jueguito?

Omegar dijo...

bueno, ¿cuál?

okeimakei dijo...

Chale... creo que todo esto me lo dieron en clase y no le presté la más mínima atención , porque era en el colegio,y ahora que lo leo fuera, pues ahora si me parece interesante y todo. Que cosas.

m A m E dijo...

Te entiendo lo mismo me paso con "La historia interminable", el mismo gracioso con su tinta verde.
Chale, mejor me voy a dormir nomas digo incoherencias y ando medio pedo, nos vemos en un rato, por cierto vi un perro cafe en mi calle paseandose solo para que le digas a tu amigo, buenas noches o dias!!!

GEMÓ! dijo...

Me he tomado la libertad de piratiarle uno de sus post el de "Hagalo usted mismo"....lo he puesto al final de mi blog. Me parece muy atinado a la actividad del blogero... Espero no causar molestias... any way... Cuide darte el correspondiente credito.

GEMÓ! dijo...

lo olvide.. mi mama siempre me lo repetia y no entiendo.. olvide decir gracias!

m A m E dijo...

Pues pa enmendar la plana de la borrachera del otro dia, te dejo aqui un baton o mame, digo meme, por y soy mame, digamos que es un mame de meme, perdon meme de mame jajajaja
Las instrucciones en mi blog por supuesto no responderlo es un peligro para México.
Saludos!!

Omegar dijo...

Gracias, gemó.
Ya lo vi, mame, cuando quiera morirme lo hago (mañana, tal vez).

m A m E dijo...

Disculpe ignoraba ese problema de usted, me recuerda a un amigo que es alergico a la penisilina por eso cuando se enferma le recetan ampicilina.
¿Usted tambien es alergico a la Ampicilitica?
Saludos y no se nos muera, luego nos lo cobran como nuevo.

m A m E dijo...

chale pensilina, perdon "penicilina"
ahi ta!!

dannytron dijo...

Que chido que subiste esa información sobre la anatomia del libro,es importante conocerla.
Saludos!